Conoce nuestros programas Corner

Navegacion principal

La maldición que le trajo la Madre Laura a Jericó

madre-laura

Al hablar de Jericó, el primer pensamiento es la Santa Laura y sus 21 centros religiosos pero ¿qué es Jericó más allá de esto?

Por: María José Cano* noviembre 03, 2016

Cuando un jericoano es reconocido en otras partes, los comentarios más comunes que hacen de su territorio son: “las iglesias son hermosas”, “ese es un pueblo muy religioso, ¿cierto?”, “¡ah! pues claro, el pueblo de la Santa Madre Laura”. Es evidente que desde el 12 de mayo de 2013  la canonización de la Santa Madre Laura ha sido un boom religioso o más bien turístico para Jericó, lo cual podemos evidenciar en el alto número de personas que lo visitan. A lo largo de todo este tiempo ello ha traído sus grandes consecuencias, tales como problemas sanitarios debido a la gran cantidad de  basuras que los turistas dejan en su paso por el pueblo, elevación en los precios comerciales mayormente en los restaurantes, hoteles, micro empresas, etc. Además, la que más capta nuestra atención: poca visibilidad a los grandes atractivos de Jericó, o sea, su otra cara.

Hay que decirlo, estamos cansados de que esa sea la cara más reconocida del pueblo, Jericó es un pueblo lleno de cosas y nosotros queremos mostrar esa cara llena de magia.

“Si por un momento dejáramos de lado su movimiento religioso ¿Qué más podemos ver? Jericó, municipio incrustado en la montaña surge como la Acrópolis del arte llena cultura y tesoros naturales que hacen de él un completo paraíso, como artista pongo en alto el valor artístico de los habitantes jericoanos los cuales van desde grandes escritores, músicos y los llamados teatreros hasta los grandes artesanos empíricos y demasiado talentosos, aparte también contamos con unos de los paisajes más hermosos del país pero tienen algo que los diferencia del resto de los paisajes y es que el respirar, el vivir y el sentir a Jericó simplemente es mágico, tiene el cielo más hermoso y maravillosas fuentes hídricas, el campo y sus habitantes son seres geniales pues luchan para que su cultura no sea olvidada manteniendo y fomentando las tradiciones paisas que nos dejaron nuestros antepasados.

Si la religión desapareciera de nuestro municipio o simplemente perdiera la popularidad no pasaría nada malo y antes sería un bien para nosotros pues nuestra infraestructura no seguirá siendo destrozada por inescrupulosos visitantes y de pronto así nuestro mágico paraíso será reconocido por lo que verdaderamente es” Opinión del joven Santiago Zapata habitante de Jericó.

 

“Allí donde el día se aclara de pálidas luces,

Y la noche se viste de fulgor incandescente

En el cual se esconde un universo insurgente

Que no cabe en el efímero pensamiento de la gente.

 

Aquella tierra enmarcada en sus altas colinas

Es la tierra de poetas y de grandes artistas,

Sus balcones y su gente representan la legión

Donde no solo prima la “vital” religión.

 

Bienvenidos a mi tierra de magna importancia

Jericó los acoge con una gran elegancia”.

(David Ospina Santamaría)

 

*Este artículo fue realizado por líderes de la Red de Jóvenes Constructores de Paz, durante su encuentro regional. Los participantes recibieron un taller sobre periodismo ciudadano y además recibieron  información sobre herramientas de comunicaciones que ellos pueden utilizar para incidir e identificar problemáticas de sus territorios. Éste escrito en particular ha sido visualizado 10.697 veces en el portal web de Las 2 Orillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

oyun sitesi tv izlemek ucuz elektronik sigara friv oyun bedava oyunlar