English
Conoce nuestros programas Corner

Navegacion principal

Glosario

Acompañamiento Psicosocial: Es la atención individual, familiar, comunitaria y social orientada a acompañar y prevenir las consecuencias psicosociales derivadas de las diferentes situaciones de violencia, generando ambientes protectores, redes de apoyo para el cuidado de sí y de otros, además de la promoción, realización y protección de derechos.

Adulto Significativo: personas adultas que rodean a niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ), representados en padres, madres, cuidadores, docentes, líderes comunitarios y gubernamentales, que mantienen corresponsabilidad en la garantía de derechos y la creación de ambientes protectores para NNAJ. Los jóvenes líderes cumplen también un rol de adulto significativo.

Afectividad: Es una forma de construir vínculos con el otro desde el cuidado, el respeto y el buen trato, reconociendo sus individualidades y procurando hacerle sentir seguro, respetado y tranquilo.

Arte como lenguaje para la transformación social: El arte a través de sus diferentes expresiones, se convierte en una medicina indispensable para comenzar a reconocernos, amarnos, sanarnos y perdonarnos. Tiene la virtud de llegar donde los discursos, las leyes y las buenas intenciones no llegan. El arte educa nuestros sentidos, nos permite ver la realidad, nos enseña cosas ocultas. Por lo tanto, priorizamos metodologías donde el arte y la cultura son herramientas fundamentales para el proceso de formación.

Comunidad de Constructores de paz: somos una red de personas y organizaciones que creemos que el cambio es posible y que lograrlo está en nuestras manos. Conscientes  de la importancia de vivir en armonía consigo mismos con los otros y con la naturaleza, estamos en conexión con las realidades sociales, nos confabulamos y nos movilizamos  para construir un mundo solidario, amoroso y respetuoso de la diversidad y la vida.

Esta colectividad se compromete, con acciones concretas, para alcanzar el objetivo misional de contribuir a que la niñez y la juventud sean protagonistas en la Construcción de Paz.

La Comunidad de constructores de Paz está conformada por la Familia Fundación Mi Sangre, los niños, niñas, adolescentes y jóvenes con sus familias, empresarios, aliados, medios de comunicación, artistas, funcionarios públicos, agentes educativos, donantes, voluntarios y todas aquellas personas que siembran su semilla para cosechar la paz.

Contextos de Violencia: son espacios y lugares donde se limita el bienestar personal y colectivo, donde se vulnera la libertad de ser, individual, familiar y comunitaria. Suelen ser contextos donde se presentan vulneración de derechos y presentan prácticas que van en contra de la convivencia y la búsqueda de la paz, donde se dificulta la expresión de las virtudes en un sentido del amor, la solidaridad y la reconstrucción de tejido social

Cuidado (de sí y de otros): son las prácticas que conllevan a fortalecer la capacidad de auto cuidarse y cuidar de otros, desde la búsqueda de la sanación de heridas, la protección de derechos como del bienestar.

Cultura de Paz: Conjunto de valores, actitudes y acciones que reflejan el respeto a la vida en todas sus formas, al ser humano y a su dignidad, y que ponen en primer plano los derechos humanos, el rechazo a las violencias y la promoción del amor, la equidad, la libertad, la diversidad, la ciudadanía y la responsabilidad compartida. La Cultura de Paz conecta la dimensión individual con la colectiva, reconoce y valora la existencia de los conflictos, los transforma creativamente en nuevas formas de convivencia y supone el cuidado de sí mismo y de los demás.

Educación para la paz: Proceso formativo de carácter vivencial, creativo y reflexivo, que se vale del arte como lenguaje pedagógico, reconociendo el papel que cada ser humano tiene en la construcción de la cultura de paz. Busca promover seres humanos empáticos y conscientes de su sentir, saber y del contexto, capaces de resolver creativamente los conflictos y ejercer su ciudadanía de manera responsable, activa, crítica, propositiva y participativa.

Encuentro: es el lugar de interacción donde se propician las vivencias terapéuticas y educativas generando movilización a través de las herramientas que ofrecen el arte, la lúdica y la psicoterapia. Es un lugar que se caracteriza por vincularnos con otros desde la afectividad, la creación y la transformación para tejer entre todos, el cuidado de sí, el cuidado de otros y el compartir.

Entorno Protector: son entornos humanos caracterizados por la acogida, protección, amor, respeto, escucha, garantía de los derechos y compromiso con el bienestar de niños, niñas, adolescentes y jóvenes (NNAJ).

Equipo Psicosocial: desde la metodología son el conjunto de personas que realizan acciones con enfoque psicosocial conformado, de acuerdo a los contextos y sus necesidades. por profesionales de psicología, sociología, trabajo social y disciplinas afines, personal de salud, líderes comunitarios, dinamizadores sociales.

Líder: es quien cree que hay cosas por transformar; aquel que pone a compartir a los otros alrededor de un tema y los orienta para asumir conjuntamente los retos del cambio.

NNAJ: esta sigla hace referencia a niños, niñas, adolescentes y jóvenes en quienes reconocemos su capacidad de transformar su mundo, con creatividad, alegría y energía renovadora.

Reconciliación: Facilitamos experiencias de transformación individual y colectiva en las que se reconocen y valoran la existencia de los conflictos para convertirlos creativamente en nuevas formas de convivencia, sanando las heridas del alma y formando a través del arte y la lúdica para reconstruir la confianza, volver a mirarnos a los ojos y co-crear una cultura de paz.

Resiliencia: es el potencial personal y colectivo para afrontar la adversidad, para poner al servicio la creatividad y la esperanza, además fortalecer el sentido de vida en momentos de dificultad permitiendo trabajar con las herramientas emocionales de manera asertiva para un bien personal, familiar y comunitario.

Sanar heridas del alma: es una forma de entender la superación de las afectaciones psicosociales por la vivencia en contextos de violencia. En la metodología Teje la Vida, es el objetivo de los recorridos terapéuticos propuestos que se visibiliza cuando se genera fortalecimiento a la capacidad de reconocerse, crearse y recrearse, potencializando un proyecto de vida desde el cuidado de sí y el cuidado de los demás.

Tejido social: en la metodología Teje la Vida, este concepto hace alusión al conjunto de relaciones que hacen posible que haya cohesión social entre las personas que habitan un territorio.

oyun sitesi tv izlemek ucuz elektronik sigara friv oyun bedava oyunlar